Buscar este blog

miércoles, 30 de abril de 2014

Mordisco de culebra de herradura.

La fotografía muestra el mordisco de una culebra de herradura ocurrido mientras se intentaba salvar al bello reptil de un terrier que estaba enfrentado con el mismo.

El mordisco es de un animal adulto, de tamaño superior a un metro de longitud, de esta estilizada serpiente.

La serpiente pudo después soltarse sin incidentes en la oquedad de un tronco de un alcornoque.

Por higiene se aplico alcohol y betadine en la limpieza de la herida, sin mayores consecuencias. Como no se retiró bruscamente la mano no quedaron dientes del animal insertados en la herida, que hubiesen requerido su extracción y una limpieza más detallada.

La serpiente mordió defensivamente al ser manipulada para retirarla de la zona de acción del perro que alertado por sus bufidos intentaba morderla. Cualquier otro ataque de este reptil sin su manipulación o intento de atraparlo a humanos pertenece a la categoría de "relatos de ficción".




2 comentarios:

Juan Antonio G. J. dijo...

Vaya.
Se quedará seguro en un incidente, pero sería deseable nos mantuvieses al tanto de la evolución de la herida, para confirmar que no ocurra ninguna complicación como así debería ser. Sobre todo para erradicar "fantasmas" del imaginario colectivo.
Un saludo

Alberto dijo...

Llevo una primavera de culebras en el huerto, maravillosa, todos los días veo varias y de especies distintas. Esta que te ha mordido es de las que más veo en mi aldea, que es de casa vieja de piedra y adobes y no veas si crían bien por ahí. Una pregunta, los paisanos dicen que esta serpiente es el famoso "alicante", ¿no será la víbora hocicuda el alicante? En fin, enhorabuena por tu blog, me encanta.

Un saludo, Alberto