Buscar este blog

lunes, 12 de mayo de 2014

Juvenil de culebra de cogulla occidental (macroprotodon brevis)

Cuatro fotos de este pequeño e inofensivo animal a pesar de ser una serpiente venenosa de colmillos posteriores.

Por:
  • No ser agresivo.
  • Sus hábitos dificultan el encuentro con humanos.
  • Su pequeño tamaño hace inoperante su capacidad, por que no puede morder y aunque lo hiciera sus colmillos no puede perforar practicamente la piel. 
Utiliza su veneno para reducir a sus víctimas, entre las que se encuentran pequeñas lagartijas, salamanquesas  y la culebrilla ciega común o la culebrilla ciega meridional (blanus cinereus o blanus mariae) con la que comparte hábitat y costumbres, después de largas e igualadas luchas.







Realizadas en el término municipal de Mérida en Mayo de 2014.

1 comentario:

Juan Antonio G. J. dijo...

Enhorabuena.
Llevo intentando observarla hace bastante tiempo, pero sin suerte. Hace poco pudo ser, pero resultó una coronella girondica.
Un saludo